¿Las TIC mejoran el aprendizaje?

 
PARA TOMAR EN CUENTA... | LAS TIC NO REEMPLAZAN LA LABOR DEL DOCENTE | ¿Las TIC mejoran el aprendizaje? | Aficiones nuevo
 
¿Las TIC mejoran el aprendizaje?
 
 
I. RESULTADOS DE LA INVESTIGACIÓN

ARTÍCULO 1
Fuente: VICECONSEJERIA DE FORMACIÓN PROFESIONAL Y APRENDIZAJE PERMANENTE
Traducción: VICECONSEJERIA DE FORMACIÓN PROFESIONAL Y APRENDIZAJE PERMANENTE
Jatorrizko bertsioa euskaraz / euskonews@euskonews.com
La educación electrónica o virtual se encuentra aún en la infancia, falta mucho para aprender a motivar, a dar soporte, a guiar, enseñar y evaluar a los estudiantes. Evidentemente, es vital la investigación sobre aspectos comunicativos del aprendizaje en línea. Profesores y estudiantes han de aprender a identificar y aprovechar los procesos del aprendizaje en línea, que posibilitan y fomentan la interacción entre instructores y estudiantes (…)

¿Las TIC facilitan el acceso a la educación?

La aparición y el uso de las TIC no son garantía de una educación para todos. La disponibilidad de recursos tecnológicos no es suficiente, se necesitan recursos humanos, materiales, sociales... que hagan posible su utilización.

¿Las TIC mejoran el aprendizaje escolar?

El uso de las TIC no garantiza un mejor aprendizaje. Las TIC deben considerarse como un elemento más de soporte al aprendizaje. Aprender requiere esfuerzo y voluntad. No existe método alguno, por novedoso que sea, que permita acceder al conocimiento sin dedicación y estudio.

(…) Hay que aprovechar el componente de motivación y las oportunidades que las TIC ofrecen a alumnos con necesidades educativas especiales. Los docentes deben considerar las TIC como una oportunidad para acercarse a sus alumnos, conocerlos y despertar en ellos variedad de intereses.

¿Las TIC potencian la participación y la comunicación?

El uso de las TIC no garantiza una mayor participación y una mejor comunicación entre los participantes de un proyecto educativo. Depende más de las actitudes que de los medios. Es necesario conocer el medio para comprender el lenguaje que se emplea en él. El correo electrónico así como los diferentes recursos de Internet tienen sus propias reglas de juego.

(…) Las TIC pueden ayudar a los docentes a comprender cómo se comunican hoy nuestros jóvenes. Se tendría que potenciar la experimentación de las nuevas formas de comunicación en clase, anticipándonos a posibles errores y malas interpretaciones del medio.


¿Las TIC facilitan el acceso a la información?

El uso y la aparición de las TIC no garantiza que estemos más y mejor informados. Se hace necesaria la formación en criterios de búsqueda y selección de información relevante en la Red. El abuso de recursos informacionales mediados por las TIC genera “infoxicación”.

(…) La facilidad de acceso a la información debe permitir conocer de antemano la información existente para su reelaboración. Se deben potenciar las estrategias de búsqueda y localización de la información así como métodos para contrastar la veracidad y calidad de la información encontrada en la Red.

¿Las TIC permiten generar conocimiento?

Las TIC no implican la disposición y adquisición automática del conocimiento. Los conocimientos prácticos y teóricos son elaboraciones personales, no se aprehenden, sino que se construyen. Se genera conocimiento en el momento en que se contrasta la información, se asimila a los conocimientos previos, se debate, se reflexiona y se transfiere.

¿Las TIC potencian el trabajo colaborativo?

La comunicación facilita el trabajo en equipo y se genera una cierta inteligencia colectiva. El trabajo colaborativo no va en detrimento del aprendizaje individual, sino que lo proyecta, sumando, a nuevas esferas de conocimiento.

(…) En nuestros días se hace absolutamente imposible dominar individualmente todos los campos del saber y, sin embargo, cada vez se hace más necesaria una visión global e interdisciplinaria para poner en juego la creatividad y la transferencia. Las TIC pueden facilitar el acceso a esa perspectiva amplia.

¿Las TIC generan simpatías y antipatías?

Las TIC generan tecnofilias y tecnofobias. La relación con la tecnología a menudo se hace desde los extremos. En uno, tendríamos al usuario que antepone el interés por las maravillosas posibilidades de la técnica a los objetivos principales (tecnofília) y, en el otro, al que la desprecia sin sacarle partido por una cierta incapacidad o miedo a perder algo que en muchos casos tampoco es lo principal (…)


imagen
imagen
ARTÍCULO 2
Fuente: VENTAJAS Y DESVENTAJAS DE LA TECNOLOGÍA EN LA EDUCACIÓN
Escrito por karen hollowell | Traducido por maria della cella Figueredo
http://www.ehowenespanol.com/ventajas-desventajas-tecnologia-educacion-sobre_33667/
La tecnología ha revolucionado las clases, aun así tiene desventajas; no en su uso, pero sí en lo que reemplaza su uso. Muchas clases están siendo modernizadas con pizarras inteligentes (Smart Boards) y computadoras, pero estas no pueden reemplazar los viejos métodos de enseñanza.
La tecnología disponible hoy en día ha creado una abundancia de conocimiento a disposición de los estudiantes, la cual ofrece un gran potencial para la velocidad y el estilo de aprendizaje. La información se presenta en tantas formas que cualquier tipo de aprendiz, ya sea talentoso o no, puede encontrar y utilizar el material necesario. Este hecho se relaciona no solo con Internet, sino con todas las diversas mejoras tecnológicas en el aprendizaje, desde las pizarras inteligentes hasta los diccionarios de mano.

Junto con este mayor acceso al conocimiento, surge una probable pérdida de las habilidades de comunicación y capacidad de interacción entre los estudiantes y su maestra y los estudiantes con sus compañeros. Estas habilidades no son tan necesarias en una clase de informática, donde la individualidad es un componente de aprendizaje y se alienta al estudiante. Además del aprendizaje, la resolución de conflictos y la socialización solían ser dos razones prominentes por la cual los niños iban a la escuela. Ahora el énfasis se ha desplazado de estas áreas.
imagen
imagen
imagen
ARTÍCULO 3
Fuente: LAS TECNOLOGÍAS DE LA INFORMACIÓN Y LAS COMUNICACIONES EN LA EDUCACIÓN
Elías Gaona Rivera (saile2519@yahoo.com.mx)
Mtro. en Economía de la UAEH
http://www.eumed.net/eve/resum/07-febrero/egr.htm
Es importante resaltar que, si bien es cierto que las TIC’s pueden mejorar la calidad de la educación, no hay que perder de vista que éstas constituyen medios, herramientas que aportan a un proceso pedagógico. Hay personas que pueden caer en un optimismo pedagógico exagerado al pensar que la sola introducción de estas tecnologías produce automáticamente el milagro de transformar la calidad del proceso educativo.
Se corre el peligro de encarar a la educación desde una perspectiva meramente tecnológica, olvidando que el problema de ésta, más que tecnológico es pedagógico. No es difícil confundir la información —por más atractiva que sea— con conocimiento.
¿Cómo se enlazan estos dos mundos, las nuevas tecnologías de información y comunicación y la educación? ¿Dónde se enlazan estos dos importantes campos del conocimiento humano? ¿Qué le corresponde a cada cual cuando se habla de informática aplicada a la educación? El intento de responder a estos cuestionamientos servirá de preámbulo para pasar a examinar las diversas oportunidades que pueden brindar las nuevas tecnologías de información para el mejoramiento de la calidad de la educación en el país.
De acuerdo con Jaramillo (1995) podemos identificar tres niveles que constituyen la pirámide de la Informática. El nivel más bajo, es decir la base, corresponde al de la informática como cultura, esto implica el conocimiento de los fundamentos básicos de la estructura de la computadora, el procesamiento de la información que aquélla realiza; proyectado todo este conocimiento a las aplicaciones más comunes de esta tecnología, su importancia y sus implicaciones sociales. Actualmente, en el campo de las aplicaciones, esta cultura informática básica—también denominada alfabetización computacional o digital— corresponde al manejo adecuado de la interfase que comunica al usuario con el sistema computacional (sistema operativo), al uso adecuado de los paquetes básicos de uso general: procesador de palabras, hoja de cálculo, administrador de base de datos, presentador de información y las aplicaciones que permiten tener acceso a la información y las comunicaciones a través de Internet, principalmente.
En el segundo nivel, la informática como herramienta cubre el espacio correspondiente a los usuarios de los equipos informáticos y sus respectivos programas, dentro de las actividades profesionales cotidianas, esto es, a todas aquellas personas que, sin ser especialistas de la Informática, emplean esta tecnología para facilitar la realización de un sinnúmero de tareas repetitivas y automáticas, mediante programas de uso específico o general. En el caso de las nuevas tecnologías aplicadas a la educación, concretamente de sus aplicaciones pedagógicas, este nivel corresponde a los infopedagogos, que representan los profesionales de la educación del siglo XXI, aquellos que, conociendo la ciencia y el arte de lograr aprendizajes, emplean adecuadamente las nuevas TIC´s para lograr sus objetivos.
El tercer nivel de esta pirámide corresponde a la informática como ciencia, esto es, a los científicos, a los investigadores, a los especialistas, a aquellas personas que orientan su formación a obtener conocimientos y capacidades que los convierte en profesionales de esta rama. La forma piramidal representa el nivel de especialidad y profundidad que se alcanza en los diferentes rangos, coincidiendo éstos con el número de personas que se ubican en cada uno de ellos.
Así, la cultura informática debería abarcar a la mayoría de la población en una sociedad cada día más informatizada; el uso de la computadora como una herramienta cubre a otro subsector del primero con requerimientos más especiales; y, el estudio de la ciencia informática alcanza a una minoría de profesionales que se dedican a esta actividad.
Las aplicaciones de las TIC en la educación dependen de las decisiones políticas de los responsables de la enseñanza: los directivos de los establecimientos educativos, los profesores encargados de esta actividad, etc. Sin embargo, la adecuada introducción de las nuevas tecnologías en la educación debe obedecer a un proyecto educativo y debe estar guiada por objetivos claramente definidos.
Cada uno de los usuarios deberá encontrar las respuestas a sus propias necesidades y escoger las aplicaciones que más convienen para el logro de sus objetivos.
Esta es la página principal. Puedes modificar este párrafo realizando diferentes operaciones con él, como por ejemplo, editarlo, moverlo, copiarlo, eliminarlo...
 
Imagen
II ANÁLISIS Y DISCUSIÓN
En nuestra época actual, donde lo único constante es el cambio, las tecnologías de información y comunicación (TIC) se han convertido en uno de los retos más significativos para el sistema educativo mundial.

La implementación de esta herramienta ha marcado un cambio en la forma de aprender de las personas; y por lo tanto; también en la forma de enseñar. Se habla ahora de los “nativos” e “inmigrantes” digitales. Los estudiantes de hoy son considerados nativos digitales, mientras que nosotros, los padres y maestros, nos corresponde lo segundo.

Si bien, bajo este contexto, la incorporación de las TIC en la educación se convierte en la nueva forma de alfabetización; éstas no garantizan certeramente un aprendizaje significativo. Pues, para que se produzca éste último no es suficiente tener tecnología avanzada o ser un nativo digital; sino que requiere de la madurez y el criterio que brinda un maestro a través de su formación y de las estrategias pedagógicas que aplica en beneficio de sus alumnos.

Nuestros alumnos están familiarizados con el uso de la tecnología, están acostumbrados a personalizar la comunicación, la información, la música, etc. A pesar de ello, observamos una pasividad al momento de consumir la información, ésta es aprehendida sin selección, análisis ni reflexión alguna, pudiendo resultar contraproducente en su proceso formativo.

Nuestros estudiantes se enfrentan a un bombardeo de información, que lamentablemente no pasa por un “filtro”. Sucede, entonces, un desfase entre lo que ellos aprenden por su cuenta y lo que nosotros les brindamos desde la escuela.
Véase el ejemplo de Aula 365 de Movistar, donde un grupo de estudiantes entra a una cabina de internet para obtener datos de un tema seleccionado, no obstante, la información que reciben no es relacionada al tema elegido, generando confusión y corriendo el riesgo de acercarse a información inadecuada para su edad. Este problema cobra mayor importancia si hablamos de alumnos de secundaria e inclusive de pregrado, que no son capaces de discriminar el contenido de la información obtenida.

Por ello creemos que el uso indiscriminado e irreflexivo de las TIC puede limitar su desarrollo crítico y creativo. Bajo esta perspectiva, se hace necesario el trabajo del maestro, para que pueda orientar hacia la dirección correcta la información recibida y ésta llegue a convertirse en un conocimiento significativo. El maestro de ninguna manera podrá ser reemplazado por la tecnología. Es él, quien debe fomentar e incentivar la producción y creación de la nueva información, del nuevo conocimiento.

Los niños, adolescentes y jóvenes de hoy se comunican más, pero hablan menos. Las habilidades sociales parecen ir detrimento en relación con las TIC. Si pensamos en el nuevo enfoque de la escuela, centrada en el trabajo cooperativo y en la interacción social, parece haber un divorcio entre la relación de estos dos aspectos. Nuevamente se hace prescindible la intervención del maestro para potencializarlas en beneficio no sólo del alumno, sino también de su entorno.

Si bien es cierto que el MINDES se ha preocupado por implementar, incluso en las escuelas más pobres computadoras para que los maestros puedan aplicar las tic en clase, estas acciones no son suficientes; pues se requiere de una hoja de ruta que se pueda dar a largo plazo y que contemple capacitaciones no sólo a nivel técnico, sino también en el empleo de capacidades que tengan que ver con el desarrollo de habilidades críticas y creativas, las cuales deben ir acompañadas de políticas de salud física y emocional.

Es indispensable la necesidad de aplicar una crítica constructiva ante el uso de las TIC, reconocer sus posibilidades y limitaciones e involucrar a todos los actores educativos: alumnos, maestros, padres y comunidad.
imagen
imagen
RESPONSABLES:

CONTRERAS ZAPANA, Haide
FLORES PADILLA, Hedisa
OYAGUE PORTILLO, Nancy
RAMIREZ CAVANI, Aimée
SUÁREZ PARDO, Maritza

 
 
Escríbeme
Me interesa tu opinión